Metal Ibérico

Artículos en los que repasaremos algunos grupos españoles a tener en cuenta.

Críticas

Artículos con mi opinión sobre los discos más recientes.

Discos del año

Revisa las listas con los mejores discos del año.

Especiales

Artículos especiales recordando a artistas fallecidos o experiencias en festivales.

Dioses del metal

Repasamos las carreras de algunos de los artistas más influyentes.

viernes, 26 de julio de 2019

Alter Bridge - Pay No Mind

Alter Bridge ha publicado una nueva canción del que será su próximo disco Walk The Sky, que saldrá a la venta el 18 de octubre. La canción se llama "Pay No Mind".

jueves, 25 de julio de 2019

Saint Asonia - The Hunted (con Sully Erna)

El supergrupo Saint Asonia ha publicado el primer single del que será su segundo álbum de estudio, Flawed Design. La canción elegida es "The Hunted" y cuenta con la colaboración del vocalista de Godsmack, Sully Erna.

"´The Hunted´ es una canción sobre luchar por encontrar tu lugar en la vida. Es una representación sólida de la dirección que Saint Asonia ha tomado. Estoy muy excitado por mostrárselo al mundo y es un maravilloso bonus tener a Sully de Godsmack como invitado.", explicaba el cantante Adam Gontier.

"Estoy muy emocionado porque todo el mundo pueda tener una prueba de como sonará el nuevo disco de Saint Asonia y creo que teniendo ´The Hunted´ como primer single es una gran muestra de como la banda está avanzando. Es también un gran honor contar con mi viejo amigo Sully Erna, al que he admirado por años, como invitado en esta canción.", añadía el guitarrista Mike Mushok.

Saint Asonia continúa con Adam Gontier como vocalista y Mike Mushok como guitarrista. Corey Lowery ha sido sustituido por el bajista Caleb Gontier y Rich Beddoe deja su puesto en la batería a Sal Giancarelli.


lunes, 22 de julio de 2019

Slipknot - Solway Firth

Slipknot ha publicado una nueva canción titulada "Solway Firth", que formará parte de We Are Not Your Kind, a la venta el próximo 9 de agosto.
"Solway Firth" ofrece un sonido mucho más agresivo que su predecesora "Unsainted" y el vídeo muestra escenas repletas de sangre y violencia.

sábado, 20 de julio de 2019

Se cumplen dos años de la muerte de Chester Bennington

Hoy se cumplen dos años de la muerte del vocalista de Linkin Park, Chester Bennington.
Chester nacía en Phoenix, Arizona, el 20 de marzo de 1976.
Aunque formó parte de otros grupos, se hizo un nombre en la historia como cantante de Linkin Park  siendo la voz de una generación durante la primera década del siglo XXI.
Su enorme talento y sus duras letras, representando perfectamente el dolor por el que pasó durante su vida, le convirtieron en una referencia. Su lírica contrastaba con su eterna sonrisa, una sonrisa tras la que se escondía un hombre que sufría y que no pudo soportar más su vida.
El 20 de julio de 2017 se ahorcaba en su casa de Palos Verdes, California, a los 41 años de edad.


Lamb of God y Chris Adler separan sus caminos

Lamb of God ha hecho oficial la marcha de su miembro fundador y batería Chris Adler.

"Queremos dar la bienvenida de forma oficial a Art Cruz, que ha estado tocando con nosotros este último año, como nuevo batería de Lamb of God. Art se unirá a nosotros en el estudio para comenzar la pre-producción y grabación del nuevo disco.
Estamos muy orgullosos de lo que la banda ha conseguido las últimas dos décadas. Queremos agradecer a Chris Adler por su contribución a lo largo de los años y desearle lo mejor en sus proyectos futuros.
Gracias,
John, Mark, Randy y Willie."

Adler había dejado de tocar con la banda tras un accidente de moto.


jueves, 18 de julio de 2019

KoRn - You´ll Never Find Me

KoRn acaba de publicar el vídeo oficial para su última canción "You´ll Never Find Me". El próximo disco, The Nothing, sale a la venta el 13 de septiembre.

martes, 16 de julio de 2019

Killswitch Engage - I Am Broken Too

La banda de metalcore americana Killswitch Engage ha publicado una nueva canción correspondiente a su próximo disco Atonement, que saldrá a la venta el 16 de agosto.
"I Am Broken Too" es la pieza en cuestión y parte de los beneficios que obtengan por ella serán donados a "Hope For The Day", una organización sin ánimo de lucro con base en Chicago. "Hope For The Day" trabaja en la prevención de suicidios y aporta ayuda a personas con enfermedades mentales a través del arte y la música.
Jesse Leach, vocalista de la banda, lleva años batallando contra la depresión y hablaba sobre sus intenciones con la letra de "I Am Broken Too":

"Quería que el oyente sintiera la urgencia, la pesadez del asunto y llegue a encontrar una conexión. Muchas personas sufren de enfermedades mentales en una u otra forma. No quería otra cosa que hacer sentir a esa gente que no están solos en sus esfuerzos. No pierdas esperanzas y no dejes que tus quebrantamientos te consuman. Una rotura puede ser reparada, o al menos, ser sostenida. Nadie está solo en esta lucha."


domingo, 14 de julio de 2019

Alien Weaponry - Blinded

La banda neozelandesa Alien Weaponry ha publicado un vídeo para su nuevo single "Blinded".

viernes, 12 de julio de 2019

Ghost - Faith

Ghost ofrece un nuevo vídeo para su canción "Faith", disponible en el último disco Prequelle.

The Raven Age - Seventh Heaven

El grupo británico The Raven Age ha publicado un nuevo vídeo. "Seventh Heaven" es el 5º single de su último trabajo Conspiracy.

lunes, 8 de julio de 2019

Crónica Resurrection Fest 2019

Hace un par de días se clausuraba la 14º edición del Resurrection Fest. Un año más, Viveiro volvía a ser el centro del metal y el hardcore en España durante 4 días en los que llegaron a pasar por el recinto más de 100.000 personas. Una vez asimilado el final del evento, me dispongo a ofreceros mi experiencia.
No tuve un buen inicio en este RF, ya que por absurdos problemas en el viaje (soy el despiste personificado), me perdí el concierto de Bury Tomorrow. Tras la decepción de no poder ver a uno de los grupos que más ilusión me generaba, opté por olvidar el miércoles y guardar fuerzas para lo que se avecinaba los tres días posteriores.

Empezaba mi aventura el jueves, acudiendo al Ritual Stage para disfrutar de los jóvenes vascos Meltdown, quienes consiguieron sobreponerse a problemas de sonido para ofrecer un gran concierto. A pesar de no conocer a esta banda, me hicieron pasar un buen rato.
Sin tiempo para la relajación, Cane Hill comenzaba a retumbar en el escenario principal. Su estilo me hizo recordar a Static-X, con un toque KoRn en las voces. 50 minutos muy amenos.
Tras la actuación de los de New Orleans, me permití un largo descanso mientras de fondo sonaban los japoneses Crystal Lake. No fue hasta bien entrada la tarde cuando aparecían los franceses Gojira, uno de los platos fuertes del día. Su actuación no acepta ninguna pega, ya que ofrecieron una hora de espectáculo gracias a su talento musical y la pirotecnia que les acompañaba. Gojira demostró que son uno de los grupos más en forma del metal en la actualidad y yo, por fin les pude ver en directo.
Fue entonces cuando llegó la tormenta y no hablo en sentido figurado. Nuestros temores se hacían realidad y las nubes comenzaron a descargar rayos, truenos y agua sobre Celeiro. Las malas condiciones climatológicas obligaron a la organización a retrasar la actuación de los incombustibles Slayer. Tras una larga espera, los veteranos artistas americanos daban su último concierto en España bajo la intermitente lluvia. Nunca había visto a Slayer en directo y debo confesar que no son un grupo que me apasione, pero no puedo decir que lo haya pasado mal en su show. Musicalmente hicieron un gran trabajo, pero eché de menos algo de carisma por parte de Tom Araya, que apenas se dirigió al público.
Mientras Leo Jiménez exhibía sus dotes, yo esperaba en una buena posición la llegada de Parkway Drive. La espera se me hizo eterna hasta que en las pantallas aparecían los australianos. En ellas se veía al quinteto en un coche conducido por el vocalista Winston McCall. Los miembros de la banda se bajaban y eran escoltados por una especie de druidas con antorchas. Aquí llegaba la mayúscula sorpresa al comprobar que el vídeo era un directo y que Winston, Jeff, Ben, Luke y Jia salían de la zona "Pandemonium", mientras la muchedumbre le abríamos paso para llegar al escenario principal. La espectacular entrada solo fue el comienzo de un concierto para el recuerdo. Fuego, explosiones, continuos cánticos del público y un maravilloso setlist daban forma a un evento que se quedará grabado en las retinas y oídos de los asistentes. Parkway Drive arrasó Viveiro con algunos de sus mayores éxitos con especial mención a la presentación de "Crushed".
Batushka cerraba el día, aunque yo estaba demasiado cansado y afónico para aguantar hasta el final, dando por concluida la primera jornada.

A pesar de mi intención de ver a Avida Dollars, llegué demasiado tarde al recinto. El segundo día prometía ser intenso y lo empezaba con los vitorianos Childrain, con los que disfruté cada minuto de los 40 que actuaron. Nada más terminar, While She Sleeps descargaba toda su fuerza en el escenario principal. La banda inglesa pudo sobreponerse a la ausencia de su vocalista Lawrence Taylor "Loz" para darnos una actuación muy sólida y energizante. WSS volvió a meterse al público en su bolsillo, como ya nos tenían acostumbrados.
Tras un pequeño descanso, era el turno de disfrutar de Trivium. Les había visto en sala hace un par de años y en abierto sonaron todavía mejor, aunque parecía imposible. Matt Heafy y compañía realizaron una magnífica labor dando un pequeño repaso a sus mejores piezas, aunando canciones clásicas con algunas de sus más recientes creaciones.
Arch Enemy regresaban al Resurrection Fest y yo decidí seguirles en la distancia, mientras guardaba un buen lugar para escuchar a sus compatriotas Avatar, quienes dieron uno de los conciertos de esta edición. Para mi fue un enorme error haberles colocado en el Ritual, ya que el espectáculo que podrían haber dado en el escenario principal hubiera sido inigualable. El brutal carisma de Johannes Eckerström acompañó en todo momento su exquisita actuación, en la que no faltó la presencia del rey de "Avatar Country".
En el momento en que los suecos daban por finalizada su participación en el evento, llegaba uno de los momentos más esperados de la historia de este festival. Slipknot llegaba por fin a tierras gallegas. La formación de Des Moines es uno de los grupos que más ganas tenía de disfrutar y me quedo con una sensación agridulce. Corey Taylor lo había bordado un año antes con Stone Sour, pero esta vez le vi poco comunicativo. Aunque el sonido fue inmejorable y el setlist escogido no admite demasiadas quejas, me esperaba más espectáculo. Por lo que pude comprobar no fue una sensación individual, ya que mucha gente estaba desconectada y algunos prestaban más atención a sus teléfonos móviles que a los enmascarados.
Seguidamente era el turno de Cradle of Filth, de los que 10 minutos me resultaron suficientes para avanzar hacia la salida. Por el camino me entretuve viendo a The Ocean. El grupo de metal progresivo alemán reunió a una buena cantidad de gente en el escenario más humilde del festival. Aunque estaba pasando un gran rato, decidí coger carretera para un último descanso antes del sábado.

El día final se presentaba como el más flojo y así se confirmó con el paso de las horas. Empezaba bien con una soberbia actuación de Perpetual Night que desafiaron al calor y al intenso sol de las 2 de la tarde. Talesien demostrarían por qué son uno de los grupos gallegos de referencia en el género antes de dirigirme al escenario principal a disfrutar de Celtibeerian. No soy seguidor de este tipo de música, pero fue una de las grandes sorpresas del Resurrection 2019. Enorme labor de la banda de folk metal en la que destacó su vocalista, Gus, que dio una auténtica lección de como se levanta al público con sus altas dosis de humor.
Los jovencísimos neozelandeses Alien Weaponry cogían el testigo para ofrecer una exhibición de fuerza y talento. El crecimiento de esta banda está siendo tremendo y pudimos comprobar la razón.
Los veteranos Testament pudieron tocar esta vez sin lluvia en el festival gallego, aunque a mi se me hicieron "bola". Me tiré en la hierba para coger fuerzas y poder disfrutar de Lamb of God. Sigo sin explicarme que el grupo liderado por Randy Blythe no haya encabezado esta jornada y más teniendo en cuenta lo que estaba por venir. Lamb of God repasó alguna de las mejores obras de su larga trayectoria haciendo las delicias de sus seguidores. Más de una decena de miembros de seguridad no daban abasto, ya que los "pogos" aparecían de forma masiva.
Berri Txarrak se despedía en el Ritual Stage y en el principal hacían acto de presencia Within Temptation. La trabajada y agradable voz de Sharon den Adel fue insuficiente para que aguantara más de 30 minutos. Al igual que yo, el desfile de gente hacia la salida u otros escenarios era notable. Entre los que quedaban, muchos "corrillos" de gente hablando entre ellos sin prestar atención a los holandeses. No debemos culpar al grupo, sino el hecho de haber colocado una banda de este estilo como cabeza, dándoles casi una hora y media de actuación.
Sin intención de ver a King Diamond, decidí escuchar unos minutos a Cult of Luna antes de despedirme de esta edición.

La organización ha vuelto a hacer un trabajo loable. Grupos de primer nivel, horarios bien distribuidos y un excelente cuerpo de seguridad. También nos deja algún aspecto negativo y es que este año me he quedado con la impresión de que la comida aumentó su precio y disminuyó su calidad. El precio de las bebidas sigue siendo demasiado elevado, aunque parece ser algo común en todos los eventos de este tipo.
El Resurrection Fest me permitió volver a reunirme con amigos, compartir momentos con artistas que ejercieron de espectadores este año y asistir a excelentes espectáculos. Pero lo más importante es que el RF me permite apagar mi cabeza durante 4 días, en los que todo queda atrás y Viveiro se convierte en una vía de escape en la que una parte de mi permanece el resto del año, esperando mi regreso.

Me despido con esta foto obtenida de las redes sociales del Resurrection Fest, que refleja a la perfección el que para mi ha sido mejor concierto de esta edición y el mejor de las cuatro ediciones en las que yo he acudido, Parkway Drive.

Alberto