lunes, 2 de noviembre de 2015

Wayne, "El Único": Un año sin Wayne Static

Ayer, 1 de noviembre de 2015, se cumplió el primer año de la muerte de Wayne Static.
Conocido por ser el líder de Static-X, Wayne se distinguía fácilmente gracias a su peculiar peinado y su característica barba. Según el propio Static, tardaba 20 minutos en peinarse. Era un artista diferente, dentro y fuera del escenario y su apariencia física era una manera contundente de demostrarlo. Ahora que ha pasado un año sin "The King of Evil Disco", haré un breve repaso a su vida.
Nació el 4 de noviembre de 1965 en Muskegon, Michigan, bajo el nombre de Wayne Richard Wells. Su relación con la música se inició a la corta edad de 3 años, cuando sus padres le regalaron su primera guitarra de juguete. Al ver lo mucho que le gustaba, decidieron comprarle una real cuando tenía apenas 7 años. Tras tomar clases, consiguió ganar un concurso de talentos tocando la canción infantil "Skip To My Lou". Con 12 años formaría parte de su primer grupo.
Wayne se mudaría a Chicago y sería allí donde fundaría la banda Deep Blue Dream con Ken Jay, Eric Harris y Billy Corgan. El grupo se iría a California y tras poco tiempo, Wayne formaría el grupo que le llevó al éxito, Static-X. Su compañero en Deep Blue Dream, Ken Jay, sería el batería de la banda mientras que Koichi Fukuda y Tony Campos cerrarían la formación. En 1998 firmarían un contrato con la discográfica Warner Bros. y sacarían a la venta su primer disco, el éxito de ventas Wisconsin Death Trip. Mientras estaban inmersos en una agotadora gira promocional, Wayne decidió empezar a trabajar por su cuenta en el que sería el segundo álbum. Ésto le trajo problemas con sus compañeros y el guitarrista Koichi Fukuda decidió abandonar la banda, siendo reemplazado por Tripp Eisen.
El crecimiento profesional que estaba experimentando se hizo latente cuando Jonathan Davis contactó con Wayne para formar parte de la banda sonora de la película Queen of the Damned. Tras ello, Static-X experimentaría un cambio en su música y el batería Ken Jay abandonaría la banda a días de iniciar las grabaciones del tercer disco. A partir de ahí, el grupo liderado por Wayne iría apagándose poco a poco.
En 2007 anunciaba que comenzaría un nuevo proyecto en solitario con el nombre Pighammer y cada vez centraría más sus esfuerzos en este nuevo camino musical. Static-X quedaba desintegrado y la relación de Wayne con Tony Campos y Koichi Fukuda rota. Más tarde, Static reformó la banda, pero tras problemas con Campos por los derechos del nombre acabaría haciendo oficial la desaparición del grupo.
Su vida personal fue complicada. Tuvo problemas con las drogas y un grave problema de alcoholismo que nunca pudo superar. En 2008 se casaría con su mujer, la actriz porno Tera Wray quien se despertaría el fatídico 1 de noviembre de 2014 con su marido muerto. A pesar de que mucha gente especuló acerca de una posible sobredosis, Tera siempre aseguró que hacía años que tanto ella como Wayne habían dejado las drogas. Más tarde se confirmaría que la muerte fue producida por mezclar una pastilla de oxicodona, alprazolam y alcohol. Según su esposa, tenía ataques de pánico, razón por la cual el médico le había prescrito los medicamentos que mezclados con alcohol se acabaron convirtiendo en su condena.
Así fue como nos dejó Wayne Static, a escasos 3 días de cumplir los 49 años. El mundo del rock y del metal quedó conmocionado y sus ex-compañeros Koichi Fukuda y Tony Campos, devastados por no haber podido hacer las paces con su viejo amigo.
Le recordaremos por ser uno de los referentes del metal industrial americano y del nu-metal, aunque a él no le gustaba ser catalogado así. Recordando el nombre de una de las canciones más grandes de Static-X, Wayne era y siempre será "El Único" ("The Only").
Hasta siempre, Wayne Richard Wells.



0 comentarios:

Publicar un comentario