sábado, 6 de junio de 2020

Mis 10 bandas favoritas (Especial 1000 publicaciones)


En menos de tres meses se cumplirán 10 años desde mi primera publicación en esta página. El artículo que en estos momentos estoy escribiendo se trata de la publicación número 1000 desde aquel inicio en el ya lejano 2010. Quería plasmar en él algo especial, por lo que he decidido hablar un poco de mis inicios en el metal y hacer una lista con mis 10 grupos favoritos.
Mi historia con la música resulta, cuanto menos, curiosa. Siendo pequeño y dado el país en el que vivo y su cultura, la única música que llegaba a mis oídos era mayoritariamente pop. Mi tremenda ignorancia me hacía pensar que toda la música se basaba en lo que podía escucharse en las emisoras de radio, algo que me generaba un absoluto desinterés por el mundo sonoro. A la típica pregunta acerca de tus intereses musicales, mi respuesta solía ser siempre la misma: "No me gusta la música".
Más adelante, empecé a tener curiosidad por ese arte que tanto gustaba a todo el mundo y que a mí no terminaba de agradar. ¿Me estaba perdiendo tanto? Decidí olvidarme de la radio y buscar otras alternativas como rebuscar entre los discos guardados por casa. Fue en ese momento cuando empecé a notar disposición por conocer más, gracias a canciones que me encontraba de artistas como Bon Jovi o Brian Adams. Con el paso del tiempo descubrí grupos como Red Hot Chili Peppers, U2 o Green Day, empezando a abrirme la puerta a un mundo infinito que hasta ahora me había cerrado. Todo cambiaría a mediados de los 2000, cuando con 15 o 16 años Linkin Park apareció en mi vida, comenzando una afición que nunca más me abandonaría. Las bandas que escuchaba con anterioridad ya no me llenaban como antes y necesitaba explorar otros mundos más agresivos ayudado por algo con lo que antes no podía contar, internet. A partir de ese momento, el metal lleva formando parte de mi día a día y 15 años después me encuentro tecleando en mi ordenador para contaros cuales son mis 10 grupos favoritos.

1. In Flames. Conocí a los suecos gracias a un buen amigo que me mostró en 2007 o 2008 "My Sweet Shadow". Acostumbrado a grupos más "suaves", me costó asimilar las extraordinarias composiciones del grupo de Göteborg y la voz llena de rabia de Anders Fridén. Una vez logré acostumbrarme a ellos, no pude dejar de escucharlos. Actualmente puedo decir que son mi banda favorita y la que más he escuchado en los últimos 10 años. Además, "My Sweet Shadow" hace retumbar mi teléfono cada vez que recibo una llamada.
2. Rammstein. La primera vez que escuché a los alemanes fue, aunque pueda sorprender, en la televisión. Hace muchos años, en los inicios de la TDT, un canal de música en el que solían poner rock me sorprendía con un videoclip de seis tipos extraordinariamente obesos con música pesada y voces en alemán. Había descubierto "Keine Lust" y una vez los localicé en internet nunca dejé de escucharlos. Siempre me ha resultado muy difícil elegir entre Rammstein e In Flames, aunque con el paso de los años los del norte de Europa alcanzaron y superaron por poco a los germanos en mi lista de preferencias. La primera canción que aprendí en guitarra fue "Spiel Mit Mir", tocando con una moneda de 50 céntimos en ausencia de una púa.
3. KoRn. Aunque lo primero que escuché de ellos fue "Evolution", no conseguí saber cual era su nombre. Cosas de la época en la que si te perdías el final del videoclip en televisión, te quedabas sin saber la banda ni la canción. Por suerte, poco tiempo después aparecía en pantalla su pintoresco vídeo de "Thoughtless" y esta vez me aseguré de anotar sus matrículas. Tras escuchar su disco Take A Look in the Mirror me convertí en un apasionado del nu-metal.
4. Parkway Drive. No puedo decir cuando conocí exactamente a Parkway Drive. Eran uno de esos grupos que aunque sabía de su existencia, no solía prestarles atención. En 2015 sacaban a la venta el disco Ire con el que me cautivaron y comencé a repasar su discografía al completo.
5. The Raven Age. Mi primer contacto con los británicos fue gracias al Resurrection Fest. Tras anunciarles para la edición de 2018, eché un vistazo por Youtube y acabé encontrándome a uno de los grupos que más impacto me ha generado. A pesar de haber publicado un sólo disco por aquel entonces, sus canciones quedaron grabadas en mi mente. Les vi en directo ese mismo año en el festival gallego y 2 años más tarde sus canciones son soplos de vida para mí.
6. Somas Cure. Cuando Youtube me recomendó el vídeo de estos madrileños corría el año 2012. La canción en cuestión era "Bitácora", que un año más tarde formaría parte de su segundo disco Equilibrium. Por aquel entonces, casi no escuchaba metal en castellano y Somas Cure pronto se convertiría en uno de mis favoritos. En estos años que han pasado les he visto en directo en diversas ocasiones y he podido comprobar que como personas están como mínimo, al nivel de su música.
7. Rise To Fall. El mismo amigo que me presentó a In Flames hizo lo propio con estos genios vascos. En el año 2010 acababan de sacar su disco debut Restore the Balance y su canción "Redrum" se adentró en mis oídos para nunca irse. Al igual que con Somas Cure, he tenido la oportunidad de verles en varias ocasiones y como sucedió con los mostoleños, su calidad humana me hizo apreciarles no sólo como talentosos artistas, sino también como grandes personas.
8. Alter Bridge. Estaríamos en el año 2007 o 2008 cuando mi afición por la lucha libre me llevó a "Metalingus". El tema de entrada del luchador Edge me hizo investigar quién era el grupo creador de esa fantástica obra maestra. Todavía sigo disfrutando viendo como los estadounidenses continúan superándose disco a disco.
9. Heaven Shall Burn. El caso de los alemanes es similar al de Parkway Drive. Aunque les conocía mucho tiempo atrás, no fue hasta 2014 cuando comencé a dedicarles más tiempo y sin duda ha sido una gran decisión. Cada año que pasa disfruto más con su música, algo que me pasa con muy pocos grupos.
10. System of a Down. No podía hacer una lista de este tipo sin incluir a System of a Down. No podría precisar el momento exacto en que les descubrí, pero a finales de la década de los 2000 se convirtieron en uno de mis grupos referentes. Su estilo único e inclasificable les colocan como una de las formaciones más míticas del metal.

El coronavirus ha impedido que este verano de 2020 pudiera ver a System of a Down, aunque espero poder hacerlo el próximo año. Eso convertiría a Alter Bridge en el único nombre a tachar de mi lista de grupos que me faltan por ver en directo de mi Top 10. Cierro la lista invitándoos a opinar sobre vuestras bandas de metal favoritas y me despido deseando que algún día pueda hacer un especial por las 2000 publicaciones.
Os dejo para terminar mi tono de llamada, "My Sweet Shadow":

0 comentarios:

Publicar un comentario